Sportmex

Menú

Butterfly Twists: The Ballet Pump

Las mujeres han bailado danza clásica — ballet — desde el siglo XVII; específicamente desde 1682, veinte años después de que el Rey Luis XIV de Francia ordenó la creación de la Academia Real de la Danza. En ese entonces, el zapato de baile estándar para mujer tenia tacón. A mediados del siglo XVIII, la bailarina Marie Camargo, de la compañía de danza Paris Ópera Ballet, fue la primera mujer en usar un zapato de baile sin tacón; pero no fue sino hasta después de la Revolución Francesa que los tacones fueron eliminados del zapato de baile estándar y se convirtieron en las ‘ballerinas’ que conocemos hoy en día.

Durante la época Victoriana, a finales del siglo XVIII, el calzado de vestir masculino privilegiado para eventos de gala que envolvían música y danza, era un zapato muy similar a los flats que conocemos hoy en día pero con un pequeño tacón, y se le conocía como pompe. El también llamado ‘zapato de ópera’ fue un estándar de la vestimenta de gala para hombre hasta el primer cuarto del siglo XIX, cuando los zapatos con agujetas ganaron popularidad.

Los ballet pumps que conocemos hoy son un híbrido chic y funcional de las ballerinas y los pompes; incluso su nombre es una combinación de ambos estilos. De hecho, los zapatos sin tacón — flats — han estado en boga durante siglos, aunque no fue sino hasta 1947 cuando Rose Repetto coció a mano el primer zapato de ballet para su hijo, el renombrado bailarín y coreógrafo, Roland Petit, que los ballet flats fuero percibidos como una tendencia de moda entre las mujeres.

Fue una década después, en 1957, cuando Audrey Hepburn usó ballet pumps con skinny jeans y un top negro en la película Funny Face, que se convirtieron en un must en el guardarropa de cualquier chica y, a partir de ese momento, han evolucionado a través de nuevos colores, materiales, texturas y tecnologías.

Desde hace una década, Butterfly Twists ha revolucionado los ballet pumps, y los han convertido en su pieza clave, a través de una filosofía que promueve la comodidad, la libertad y la feminidad sin perder de vista el diseño y estilo en ningún momento. Privilegiando la vida de las mujeres modernas, que están en constante movimiento, los ballet pumps Butterfly Twists son ideales para llevar en el bolso en todo momento, pues son plegables y flexibles, y para poder usarlos cuando los tacones te han agotado, pues están fabricados con memory foam, permiten la transpiración y su suela es antiderrapante; además, todos los materiales con lo que están hecho son veganos. El epítome de los flats.

Hoy, los ballet pumps se han ganado la categoría de clásicos, básicos e indispensables en el mundo de la moda y en el guardarropa femenino.

TAGS: Butterfly Twists