Sportmex

Menú

El primer libro que celebra la moda mexicana es de Gustavo Prado

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de charlar con uno de los personajes más interesantes y carismáticos en el mundo de la moda, el diseño, el arte y las tendencias en México. Gustavo Prado, fundador de Trendo y curador del Foto Museo Cuatro Caminos, nos habló acerca de su nuevo libro Mextilo, memoria de la moda mexicana, de su estrecha relación con la maravillosa Diane Pernet, de la ilustraciones de Andonella, de su experiencia al traer a México la exposición Björk Digital y de cómo fue conocer a Björk en persona. A continuación todo lo que nos contó:

Háblanos un poco de ti a nivel profesional, Gustavo. ¿En qué proyectos estás involucrado actualmente?

“Pues, básicamente yo me dedico a todo lo que tenga que ver con la promoción de la imagen, el diseño y la moda en México. Haz de cuenta, si te cuento mi semana: fui al homenaje de Ramón Valdiosera en el Foro Internacional de Fotografía de Pachuca, mañana me voy a Diseñando México 32, en dos semanas voy a estar en Cancún Moda. Resulta que aparezco y desaparezco en muchísimos eventos que tienen que ver con la promoción del diseño; aunque siempre hay una sola cosa que pido: tengo que ir y volver el mismo día porque le tengo que dar de comer a mi perro, jamás me quedo en ningún lugar”. Nos cuenta mientras se ríe.

Háblanos un poco de Mextilo, memoria de la moda mexicana. ¿Cuál fue tu mayor motivación para escribir este libro?

“Yo creo que mi mayor motivación fue la gente que, de hecho, me lo pidió porque este proyecto es el proyecto de fondeo más grande que se ha hecho en industrias de diseño en México; entonces, resulta que la gente dio casi un millón de pesos para que se hiciera y, durante los dos años que me tardé — según yo lo iba a acabar en seis meses —, no se hizo lo que se prometió, porque se dijo que iba a ser un libro de 200 hojas y resulta que es un libro de 500 páginas en las que colaboraron los fotógrafos, los diseñadores, las revistas, hay materiales que me pasaron muchísimos medios; o sea, me pasaron fotos Harper’s Bazaar, me pasó fotos el Reforma. Muchísima gente colaboró de una manera totalmente desinteresada y yo, lo que estoy buscando es que se convierta en un libro de texto para los niños”.

Sabemos que la maravillosa Diane Pernet escribió el prólogo de tu libro. Cuéntanos cómo fue que la conociste y cómo se dio esta colaboración.

“Precisamente ayer hablé con ella, porque le dije que ya le tengo que mandar el libro y le dio mucha emoción. Estaba yo comiendo con Diane y me dijo: ‘Yo quiero saber qué es un diseñador mexicano, ¿me puedes decir?’. Entonces yo dije: ‘¡Hijole! Pues si voy a gandhi, ¿le puedo comprar un libro? No, no hay ninguno. Si le enseño una película, ¿le puedo explicar? No, no hay ninguna’. Entonces a ella le hice Mextilo, la película, y a ella le dediqué el libro. Diane Pernet es alguien que dice que ella vino al mundo a inspirar y, literal, ella me inspiró a hacer esto”.

¿Por qué decidiste colaborar con Andonella para ilustrar tu libro?

“Yo tengo superpoderes: todos mis alumnos, que son siempre muy talentosos, y he podido colaborar con ellos. En todos estos años, alguna vez Andonella fue mi alumna y nos seguimos viendo y yo seguí viendo su extraordinario talento para el dibujo; yo creo que es una de las mejores ilustradoras mexicanas, tiene muchísimo sentido del humor, sus dibujos aportan y dinamizan el libro porque lo vuelven juvenil, simpático y refinado pero a la vez chistoso. Ella colaboró para la película y ahora se echó, literal, cientos de ilustraciones para el libro”.

Hace unos días se clausuró Björk Digital. Cuéntanos cuál fue tu participación al traer esta increíble exposición a México.

“Pues mira, el Foto Museo Cuatro Caminos, aunque se llama foto y se llama museo, en realidad lo que está buscando es hacer dinámicas de tecnología actual y que estén planteando los aspectos de lo que es la imagen en el siglo XXI; entonces, digamos que la fotografía como era en el siglo XX no nos interesa. La fotografía ya no es lo que era antes, la imagen ya no es lo que era antes; y la exposición de Björk Digital era súper importante porque fue la primera exposición de realidad aumentada que se ha hecho en México. Todo mundo llegaba y veía a través de sus lentes de realidad aumentada, y de unas como ‘maracas’ que te ponían en las manos, que en realidad eran tus manos digitales, y te metías al mundo de Björk. Una de las cosas que tiene esto, es que hubo gente que fue y que se dedica a la música, a los espectáculos, a la creación de experiencias, y todos coincidieron en decir: ‘¡Hijole! En tres años esto me va a comer el negocio’; porque, para qué te vas a molestar en irte a mojar al Corona Capital, si vas a poder ponerte tus lentes, en la comodidad de tu sala, con tus pantuflas y lleno de comida, y vas a ver lo mismo”.

Seguramente tuviste oportunidad de conocer a Björk en persona. ¿Cómo se dio este encuentro y qué te sorprendió de ella?

Es un personaje misterioso. Con eso, lo que te quiero decir es que, desde que llegó hasta que se fue, siempre estuvo enmascarada; entonces, es un poco como un personaje extraterrestre. Por supuesto, tuvo un DJ set ahí en el museo, en el que inclusive cantó leves ‘gorgoritos’, y eso lo hizo con Arca, el venezolano. Arca si era más como: ‘¡Hola! ¿Cómo están, chavos?’, pues además también es latino, pero ella — Björk — era bastante extraña.

Para terminar, ¿nos puedes contar acerca de la presentación oficial de tu libro en la CDMX?

“¡Claro! El 18 de mayo, en Foto Museo Cuatro Caminos, que es mi casa porque yo de ahí soy el curador, va a ir ‘la Fusoni’ y va a ir Andonella, y vamos a tener una pequeña plática acerca de qué es el libro pero, más que nada, lo que quiero es una fiesta para los fondeadores y para la gente que tan amablemente me sigue en todas mi redes, y así poderles dar un poquito de lo mucho que me dan y compartir que ellos también son los autores y los motores del proyecto. Entonces, básicamente es una fiesta”.

Mextilo, memoria de la moda mexicana ya está a la venta a través de Kichink y también podrás conseguirlo el próximo 18 de mayo en Foto Museos Cuatro Caminos a partir de las 19 horas. La entrada es libre.

TAGS: Sportmex