Sportmex

Menú

We can do it! Presentado por Palladium

El mundo de la moda es uno donde la influencia de las mujeres y su inigualable estilo siempre ha dominado y, a pesar de que hace algunos siglos la diferencia entre las prendas masculinas y femeninas era abismal, hoy los códigos de vestimenta han evolucionado a la par que la igualdad de género ha ido sucediendo cada vez más y ha ido reduciendo esa brecha hasta el punto de existir colecciones de ropa unisex.

A lo largo de este periodo, las mujeres se han apropiado de una variedad de prendas típicamente masculinas, renovando su estilo y re-interpretando su diseño hasta convertirlas en musts del guardarropa de cualquier chica.

Es cierto, una serie de hombres legendarios pusieron el look andrógino en tendencia hace algunas décadas: David Bowie, Prince, Boy George… Pero también han existido mujeres legendarias que han hecho del look andrógino algo tan suyo que, hoy en día, sigue vigente. Hablamos de Diane Keaton en Annie Hall, Marilyn Monroe en The Misfits (Los inadaptados), Winona Rider en Girl Interrupted (Inocencia interrumpida), Patti Smith, P!nk, Grace Jones o Tilda Swinton.

Un gran número de prendas que hoy forman parte del día a día en el outfit de cualquier mujer, de cualquier edad, son prendas que hace algunas décadas formaban parte del guardarropa masculino exclusivamente. Si prestamos un poco de atención al diseño de vestuario en películas de época, podemos observar que las prendas para mujer estaban limitadas a vestidos, faldas, zapatos de vestir con tacón y corsets.

Coco Chanel fue una verdadera revolucionaria al empezar a integrar pantalones y camisetas náuticas a su outfit, prendas que anteriormente sólo eran apropiadas para practicar equitación y actividades en bote; incluso la mezclilla era un material que no era bien visto en la vestimenta casual para hombre, estaba reservada para los obreros, y hoy los boyfriend jeans son el toque perfecto para el look efortless chic de cualquier chica.

Camisas abotonadas, botas vaqueras, pantalones de mezclilla, trajes de vestir tipo smoking, corbatas, pajaritas, mocasines, chamarras de cuero e incluso botas militares que hace algunas décadas eran utilizadas por soldados en combate, como las botas de Palladium, hoy son confeccionadas y producidas en una diversa gama de colores y tallas que apuntan a un sector específico: las mujeres.

TAGS: Palladium